“Es absurdo objetar una ley cuyo propósito es detectar a